viernes, 12 de noviembre de 2010

Tu puedes cambiar el mundo 3 veces al día.


Hoy os quiero hablar de un tema muy serio: la comida.
Hace 5 años mi marido y yo decidimos que comer carne no estaba bien, así que dejamos de hacerlo. No fue una decisión fácil, como todo el mundo, teníamos nuestros platos favoritos dentro y fuera de casa, y muchos incluían la carne entre sus ingredientes, así que nos tuvimos que poner a pensar como lo haríamos... aunque comíamos pollo, muchas veces nos apetecía comernos una hamburguesa y no esconderé que alguna finalmente cayó, pero con el tiempo esa necesidad acaba desapareciendo, y no te supone ningún trauma dejar de comer carne.
Ultimamente ya no comemos ni pollo.
Es complicado modificar unas costumbres que te han inculcado desde pequeño, pero millones de personas en el mundo saben que es posible, al principio es como un reto, luego se convierte en algo tan simple como respirar y te sientes muy orgulloso de haberlo conseguido, por que digan lo que digan comer animales no está bien.
Durante estos años, lógicamente, nos hemos tenido que oír de todo, ¿con lo buena que está y no queréis? ¿ y las lechugas no os dan pena?, los animales son criados para que nos los comamos, os pondréis enfermos, ¿por que? que tontería... Bla bla bla.
Bueno pues con la perspectiva que me dan estos 5 años, ahora ya puedo contestar a todas estas personas, sabiendo que además los que están haciendo algo mal son ellos y no nosotros.
Realmente hay que comerse todo lo que está bueno, ¿no es mejor demostrarnos a nosotros mismos que somos animales RACIONALES, y que en nosotros está el escoger si una cosa está bien o mal?.
La pregunta sobre las lechugas no voy ni a contestarla por que no me gusta perder el tiempo.
Los animales son criados para alimentar al ser humano, sí pero sólo por que hay una demanda, y que yo sepa hasta hoy siguen teniendo sentimientos igual que tu y que yo, si les pinchan les duele, sienten el terror igual que nosotros, tienen sed, hambre y frío, así que yo no veo mucha diferencia entre los animales de granja y los animales domésticos que tenemos en casa, y a estos sólo nos los comeríamos a besos.
"Os pondréis enfermos...", ni me acuerdo de la última vez que fui al médico... ¡Así! aún vivíamos en Barcelona y de eso hace ya más de 3 años.
"¿Por que?" Por que tenemos sentimientos y un buen día fuimos capaces de parar un momento y pensar... esto no está bien.
Como una cosa lleva a la otra, también somos consumidores de huevos ecológicos, leche ecológica, mermeladas ecológicas y en definitiva todo lo que encontramos que respeta a los animales, y al medio ambiente, lo vamos introduciendo en nuestra alimentación. Eso además a nosotros nos aporta el beneficio de que seguro que es más sano beber leche o comer huevos de animales que han sido alimentados como toca y que no tienen ni un 1% del estrés que tienen los demás.
Así que aunque sólo sea por puro egoísmo ¡consumid estos productos!, os pongo una pequeña comparativa de precios para que veáis que, al contrario de lo que se piensa, no son la ruina de nadie.
1 litro de leche Asturiana: 0,78 euro./1 litro de leche Président ecológica: 1 euro.
Media docena de huevos: 0,59 euro. /Media docena de huevos: 1,26 euros.
Mermelada Helios clásica: 1,58 euros. / Mermelada Helios ecológica: 2,42 euros.
Yo no se vosotr@s pero nosotros no comemos tantos huevos, ni bebemos tanta leche como para no poder pagar un poco más y saber que la comida que compramos es más sana en todos los sentidos que versión la barata, ¡que no olvidéis! que al igual que la carne, ¡es barata por algo!.
Antes, además, era complicado encontrar estos productos, salvo en tiendas especializadas, pero como, por suerte, cada vez están más de moda, las marcas de toda la vida no quieren perder clientes y están sacando sus gamas de producto ecológico, así que ya podemos encontrar estos productos en todas las grandes superficies.
No se trata de ser un radical, lo importante es empezar con pequeñas cosas he ir introduciendo otras poco a poco, así se cambia el mundo.
Bueno pues después de soltar este sermón, que espero que al menos sirva para os lo planteéis, os recomiendo este documental que podéis ver en Youtube subtitulado al español, se llama Food Inc. y aunque tengo que avisar que contiene algunas imágenes que pueden herir la sensibilidad, como se ve venir os las podéis saltar, lo demás se puede ver perfectamente y es muy interesante, después de verlo nunca volveréis ha hacer la compra igual o al menos nunca volveréis ha comprar con una venda en los ojos.
Y como este es un blog muy Chic... ¿que hay más Chic que ser respetuoso con los demás... personas, animales y el planeta en general?

5 comentarios:

Soyyoeldani dijo...

Me ha gustado mucho esta entrada. No soy vegetariano, aunque la verdad es que la carne no me gusta demasiado, o no en la cantidad en que se come.

Muchas veces me he planteado el reducir el consumo al máximo (no digo no comer nada de carne, porque ello implica llevar una dieta muy equilibrada, y no se si seria capaz)pero es verdad que hay muchos prejuicios al respecto.

Un saludo

Sue dijo...

Muchas gracias Dany, me alegra que te haya gustado.
Como digo en la entrada se empieza por cosas pequeñas, intentar comer menos carne sería una forma como otra de empezar, no te creas que es necesario llevar una dieta tan equilibrada, si comes huevos, leche... Además en el mercado hay productos como las hamburguesas vegetarianas que si sabes prepararlas bien no tienen nada que envidiar en sabor a las de carne.
Todo es empezar y tu planteándote comer menos carne ya has empezado ha hacer que el mundo sea un poco mejor! Mira el documental y me cuentas que te ha parecido, un beso.

Tula Malcriada dijo...

Me ha hecho gracia tu post porque yo he tenido que escuchar esas preguntas mil veces. Lo de la lechuga es increíble, te preguntan "¿Y qué pasa, que cuendo arrancas una lechuga de la tierra no sufre?". Claro, qué vas a responder a eso! Pues te quedas mirando al de la pregunta y te quedas callado, pero mirándolo como diciendo "Pues la carne, en tu caso, no ha afectado nada bien a tu cerebro. Deberías pasarte a la lechuga"... jajaja!
Muchos besos!

Mandragora31 dijo...

Hola, he llegado a tu blog por puro cotilleo a través de la página de Annie en facebook. Buen post, por cierto ;D

He seguido leyendo un poquito y he llegado hasta este post, que me he leído entero. Aquí vá lo que yo digo, te aseguro que no busco discordias ni pretendo ofender a nadie, tengo un blog de cocina al que puedes acceder a través de mi nick para contarme lo que quieras...
Dicho esto voy a lo que quiero decirte...
Yo soy omnívora, en casa somos omnívaros los 4 y, sinceramente, no quiero cambiar. RESPETO a los vegetarianos y a los veganos, cada cuál tiene derecho a comer lo quiera. Mi pregunta es otra que no mencionas: ¿Porqué a mí no se me RESPETA? Y te lo explico...
Tengo familiares, amigos y conocidos vegetarianos (que no veganos) y son las personas más intolerantes del mundo, todas las conversaciones son un puro ataque a mis gustos... Si yo como en sus casas me ponen verduras y las como sin rechistar... Sin embargo ellos vienen a la mía y tengo que ver como rechazan un delicioso plato que he cocinado con toda mi ilusión y me ha llevado horas de trabajo porque lleva algo de carne.

No soy una inculta ni soy tonta, sé lo que como y me gusta decidir libremente lo que como sin soportar humillaciones y sin que nadie se haga pasar por la voz de conciencia sin mi permiso ;D

Creo que no me queda nada por decir.
Por favor, no vá contra tí, que veo que a tí también te está costando lo tuyo esta historia. Pero cuando os inviten a comer y os pongan delante un delicioso plato de carne o pescado pensad que la persona que lo ha cocinado seguro que lo ha hecho con todo el amor del mundo. Si no quereis comer carne habladlo antes y que el anfitrión decida, así le ahorrareis el trabajo y la pena de ver como le rechazan la comida.

Cariños y saludos!!

Sue dijo...

Hola Mandragora31, en primer lugar muchas gracias por tu comentario, me alegra que te haya gustado el post, Annie a sido muy amable conmigo.
Me cuentas que tus amigos, familiares y conocidos vegetarianos son las personas más intolerantes del mundo, desde mi punto de vista yo no les llamaría intolerantes, el problema es que la vida y el respeto a los animales se ve de distinta manera si comes carne que si no la comes, no se muy bien como explicarlo, al menos para mi ha llegado un punto que me dan tanta pena los animales que cuando veo a alguien que sigue comiéndolos, no voy y le arranco la hamburguesa y la tiro, pero pienso simplemente que no es algo tan necesario en nuestras vidas como para que un animal pase por lo que tiene que pasar.
En cuanto al tema que me comentas de que vienen a tu casa sin avisar de que son vegetarianos, eso está muy mal, siempre hay que avisar y comentarle a la persona que te invita que alimentos comes y cuales no, puede ser que hayas dejado de comer mamíferos pero comas pollo, o que no comas carne pero sigas comiendo pescado.
Por ponerte un ejemplo nosotras somos tres hermanas, yo como pescado pero no carne, aunque a veces aún como pollo, mi hermana pequeña no come nada de carne y casi ni pescado, y mi hermana mediana come de todo, cuando mis padres nos invitan el domingo, por ejemplo, casi siempre hacen dos platos distintos, por tanto, si respeto a mis padres y a mi hermana mediana entenderás que respeto a todo el mundo, pero si te invito a mi casa a cenar no comerás mamíferos, por que considero que hay otras muchas cosas que puedes comer en mi casa sin ese "ingrediente".
Lo más seguro es que te preparemos un plato de pasta o pescado, riquísimo.
Yo no veo grave que ellos cuando te inviten te preparen los platos les hacen gracia, lo que veo muy mal es que no te avisen de sus preferencias culinarias, vegetarianos, veganos, celíacos, alergicos...
De todas maneras aunque sigas con tu opción de comer carne, por favor intenta hacerlo de la manera menos mala posible y compra carne ecológica.
Un saludo y un beso.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails